lunes, 31 de marzo de 2008

... estelas sobre el mar ...

Continúo esta reflexión sobre los caminos que hay que abrir paso a paso, y, aún así, no llegan a tener la suficiente consistencia, sino que se cierran otra vez sobre sí mismos.

Porque este es precisamente el sino de nuestro caminar, cuando lo que hacemos es atípico, inusual, no trillado: precisamente todo lo contrario del caminar tradicional, despejado, diáfano, claro. El nuestro es un caminar dejando estelas que vuelven a cerrarse: son nuestras huellas el camino y nada mas. Estamos soltando amarras, buscando un horizonte que es único para cada uno de nosotros y no vale apenas para casi nadie mas. Aún así hacemos caminos que otros podrán seguir.

Lo de menos es el nombre que le demos, el color que le otorguemos, la forma que adopte; fijemonos que todo eso no es sino una iconografía que oculta mostrando, o mejor dicho que muestra ocultando en una rica simbología, lo que, al terminar el camino, no es sino el tesoro que se andaba buscando... De hecho pienso en "caminar" y sin embargo utilizo analogías marinas, en vez de mis pies sobre el suelo, mi imaginación me lleva en una nave cuya quilla rompe el mar y deja esas estelas... Y, más aún, imagino "yendo en volandas" hacia una hipotética estrella azul, lejana y a la vez íntima y próxima. Camino-navego-vuelo... ¿que importa? Solo importa que avanzo hacía una meta que busco.

No soy el único, también los poetas parecen confundir el camino, el mar, la estela, los tesoros ocultos tras la huella del pie en la arena... Pero no es una confusión y es mucho más que una metáfora. Como ilustración de lo que digo, me gustaría dejaros como símbolo de este extraño "camino" estos otros versos de un poeta que no es de mis favoritos, y, sin embargo, este en concreto de un niño que encuentra "su camino" desapareciendo en el mar, siempre me llamó la atención cuando era niño... y aunque aparentemente "me he hecho adulto", es una de las poesías que recuerdo y aún soy capaz de recitar enteras... Os la dejo a renglón seguido; pero aquí usaré de este metafórico razonamiento, para hacer una llamada, e invitar a mi 2 a seguirme en ese camino del que tanto esperamos.

Y mientras, mi mano ciñe la cadena y doy un leve tirón... ¡En efecto! ella, mi esclava, viene conmigo; la estoy guiando, me está siguiendo, se entrega... y todo eso hace que el camino tenga sentido, vamos a alguna parte, pues yo la dirigo; se abren las estelas en el mar y desembocarán en la MAGIA...

AMOSUM

1 comentario:

borrasca dijo...

AMO y yo, Tu esclava te sigo hasta el infinito. Tú dejas una estela maravillosa para guiarme, para que te siga a donde vayas y así lo hago, porque estoy encadenada a Ti y sólo Tú tienes el poder para tirar de la cadena cada vez que lo desees.

A Tus pies. 2


Espero que te aporte algo esta página, expresión de búsquedas y encuentros. Lugar para dejar pequeñas cosas e ideas que se me ocurren. Lugar también donde mi sumisa, futura esclava, deja sus palabras... También tu puedes enriquecerla con tus comentarios.

Porque, aunque no pretendo nada expresamente; no es menos cierto que muchos tenemos la esperanza de que nuestro particular camino, nuestra particular "estela en la mar" sirva a otros, y para mí sería muy grato que asi ocurriera.

Y os invito a todos a recorrer nuestro propio camino DESPACIO pero con SEGURIDAD y FIRMEZA, como las olas del mar, que aunque aparentemente "blandas", son capaces de transformar y allanar sus propias playas. Como esas estelas que, aunque parecen desaparecer, siguen dejando su impronta y su huella indeleble.

Saludos a TODOS.

AMOSUM

ENLACES DIRECTOS A ARTÍCULOS

A continuación voy a dejar enlaces directos a artículos que me han llamado la atención y que pienso que es mejor leerlos en su propia página-contexto, con lo que además evitamos la colisión con los derechos de autor. Mejor que hacer un artículo que sería un plagio, es enlazar con lo que otros ya dicen.

http://bondage.kshara.com/

Con mordazas

Con mordazas (2)

Con mordazas (3)