lunes, 1 de junio de 2009

SENSACIONES INTENSAS



Por no volver a repetir el título, le doy una nueva lectura, que solo es nueva en la forma, porque el fondo y la esencia siguen siendo los mismos, la formidable intensidad de las sensaciones que puede producir el BDSM.




En el aporte anterior hablé de las sensaciones íntimas que producía de limpieza, pureza y paz; por contraposición a lo que aparentemente se suele identificar con dureza y oscuridad.

También hablé de las diferencias entre quienes previamente gustan del elemento masoquista y quienes lo rehúsan. Aunque advertí que en el caso de existir una entrega, lo que predomina es la disponibilidad, de quienes se entregan, les gusten o no las técnicas y disciplinas; porque en esencia la entrega no es prestarse por gusto a las mismas, sino entregarse al gusto de El Amo… sin entrar a valorar ahora la contraprestación que se obtenga de esa cesión del placer e incluso de la exclusión del mismo.


Pues hoy voy a hablar de algo parecido, pero distinto a la vez. Ya no tanto de la sensación íntima, sino del cambio que se produce en la interpretación de lo que se entiende por duro y por sesiones, cuando pasan a consistir en elementos gratos, o al menos “intensos”. Y sobre todo de su transformación (lo que ya sugerí en el aporte anterior) al verse desde una nueva luz, lo que antes se veía como elemento más o menos gótico o sadomasoquista. En definitiva cuando lo que se hace deja de ser un elemento accesorio y decorativo, y pasa a tener un contenido íntimo y profundo en base a esa Entrega de que tanto hablo.

Porque una de las sorpresas no por repetidas menos nuevas que experimento cada vez que asisto al descubrimiento por alguien, de las sensaciones del BDSM, es que a medida que aflora el sentimiento de sumisión se descubre con enorme sorpresa que elementos que al principio atemorizan (hasta el terror en algunos casos) pasan a ser fuente de placer, o de confuso placer-dolor, cuando se hacen por orden del Amo o dirigidos por el.

Pero es que incluso esa sorpresa va más lejos aún: no sólo cambia la percepción de quien lo descubre, sino que también cambia la percepción de quien lo conoce. Eso ocurre cuando el conocimiento previo es en base a sesiones anteriores más o menos placenteras, o con contraprestaciones y alternancias de placer o roles. También cuando constituyen elementos teóricos mas o menos deseados y/o solo idealizados que no vividos. Y cambian precisamente cuando pasan a ser cesiones de poder y entrega expresa a la Dominación de un Amo: cuando lo que predomina ya no es el juego gozoso entre iguales o entre roles que se han pactado para un fin concreto, sino cuando lisa y llanamente: aparece EL AMO y marca un camino o adiestramiento dirigido y controlado por el.

Tengo que insistir, lo que no por obvio es menos necesario, que hablo desde mi óptica concreta actual de Dominante varón que busca la Entrega de la sumisa hembra. Y desde mi perspectiva personal de no rechazar el juego (que sigo insistiendo en que acepto, respeto e incluso comparto); pero sublimarlo buscando “algo más”, por entender que la Dominación, aún teniendo elementos de juego, no es un juego, y aún reconociendo que como dice acertadamente alguien: es tan serio que hay que tomarlo como un juego (aunque no con esas palabras).


Tengo que insistir por tanto que busco expresa y claramente una relación (aunque a veces sea sincrónica) absolutamente asimétrica, en la cual el Poder lo ostenta únicamente el Dominante, y que busco una intensidad de las sensaciones que produce esa transformación de lo que no se conoce e incluso de lo que se conoce, que se ven bajo una nueva luz. Y que esa es más acentuada cuanto mas expresa e incondicional sea la entrega.


Y una vez asentado eso, afirmando por lo tanto que no hablo de lo que “es” o “debe ser” sino de mi personal y concreta visión de la Entrega y del BDSM; tengo que decir que la intensidad que siente quien se entrega y la dimensión de lo que me va mostrando, sencillamente, llega a sorprenderme: desborda incluso lo que pienso, me muestra una dimensión subyugante que va mas allá de las palabras y definiciones.

---

Eso sería hablando de la Intensidad de las Sensaciones… que si nos metemos ya a hablar de los Sentimientos la dimensión de lo que se descubre o muestra… es sencillamente enorme; pero eso ya es otro hilo diferente, ya es hablar de lo que ilumina el permitir que los sentimientos sean mas que un “sentir” físico, e incluso mas que un “sentir” inmaterial; pero con cuidado, porque el exacerbarse las sensaciones pueden producir una exageración de los sentimientos, que de no controlarse darían lugar a equívocos.


Y que conste que no hablo de evitar los sentimientos, ni de controlarlos: ya que tiñen de una luz aún mayor lo que se descubre como maravilloso o extraordinario de esas profundas sensaciones… pero, insisto, es OTRA COSA.
No estoy hablando ahora de los Sentimientos-Emociones, sino que en el marco de las Sensaciones prefiero hablar aquí y ahora del Sentimiento de ser una sumisa o la Sensación de sentirse una sumisa y todo lo que eso despierta, y conlleva. Separándolo de los Sentimientos-Emociones que esa misma sensación despierta lo queramos o no.

Porque es evidente que la Entrega se efectúa a alguien concreto y que por mucho que lo evitemos e incluso advirtamos a la sumisa que tenga cuidado con sus emociones y se limite a “sentirse sumisa” (o esclava), la fijación concreta por la figura del Amo es innegable e inevitable: de ahí que ponga expresamente imágenes en que aparece el Amo, porque es un desencadenante evidente de esas sensaciones y a él se le deben, las dirige y las provoca.

Y la mejor manera de controlar un poco esos sentimientos es empezar por reconocer que existe esa Sensación y que provoca unos impulsos, una fijación, un plus en la Entrega… es reconocer sin ambages que los Sentimientos están ahí y reconocer que no podremos controlarlos si los negamos. Por eso hablo de Sensaciones: están ahí y si reconocemos su influencia podremos separar el “sentir” del sentimiento.

---

Con eso termino con este resumen: Mi experiencia personal y lo que busco en una sumisa-esclava es que cuanto mayor y mas desinteresada sea la Entrega, mayor es también el cambio que se produce en la percepción de los elementos objetivos del BDSM , lo que se traduce en una Intensidad mayor que en el marco de la mera participación en las técnicas concretas, e incluso hacen agradables las mismas a aquellos que las temen, y las modifican a aquellos que las conocen.


Es mi opinión, evidentemente, pero también mi experiencia y mi búsqueda: así quiero a mi esclava.

AMOSUM
(Imágenes de Bondage.Kshara.com)

4 comentarios:

canela dijo...

doy fe,no me salen otras palabras...saludos señor
besos con buen aroma.

Bella Spankee dijo...

Señor:
No es fácil el camino a recorrer y mas la liga de las sensaciones con la sensatez y los sentimientos.
Es un tema arduo, duro y hasta dficil de comprender.

Los pensamientos y las sensaciones las manejamos con nuestra mente, los sentimientos con el corazón. Pareciera que entre uno y otro hubiese un gran abismo. Y no sólo eso, insistimos con tanta fuerza entre sensaciones y sentimeintos que a veces no le damos explicación o simplemente se sale fuera de control, porque es que SENTIMOS, VIVIMOS y como Usted dice "Tú no eres estatua, estás conmigo"
Sólo deirle que estoy en este camino porque a Usted le sigo, sépame perdonar cuando me desvío

Bello el post de hoy, con mucha reflexión y cosas en que pensar.

ella.

AMOSUM dijo...

Bienvenida canela y gracias por tu beso con buen aroma.

Y a ti que decirte ella, tienes tu camino y tu estela marcada y has de seguirlo y lo que aqui expongo es lo que busco no es la confusión con los sentimientos, sino la intensidad de los sentires. Doy por supuesto que a veces hay desvíos del camino, pero no dejan de ser camino también.

Y a eska que no ha asomado a este hilo pero está presente en lo que digo, un guiño no de complicidad sino de estimulo: también son tus estelas las que hablo aqui.

Y a todos los que leeis, un saludo.

AMOSUM

neskagzk dijo...

Me asomo, pero en silencio. Usted sabe que soy de pocas palabras. ¿Para que hablar si lo que se va a decir no es mas bello que lo ya dicho? Me es difícil expresar con palabras lo que sus escritos me hacen sentir, por eso callo. Mejor se lo demuestro. Sigo sus estelas. Sigo su camino.

eska.


Espero que te aporte algo esta página, expresión de búsquedas y encuentros. Lugar para dejar pequeñas cosas e ideas que se me ocurren. Lugar también donde mi sumisa, futura esclava, deja sus palabras... También tu puedes enriquecerla con tus comentarios.

Porque, aunque no pretendo nada expresamente; no es menos cierto que muchos tenemos la esperanza de que nuestro particular camino, nuestra particular "estela en la mar" sirva a otros, y para mí sería muy grato que asi ocurriera.

Y os invito a todos a recorrer nuestro propio camino DESPACIO pero con SEGURIDAD y FIRMEZA, como las olas del mar, que aunque aparentemente "blandas", son capaces de transformar y allanar sus propias playas. Como esas estelas que, aunque parecen desaparecer, siguen dejando su impronta y su huella indeleble.

Saludos a TODOS.

AMOSUM

ENLACES DIRECTOS A ARTÍCULOS

A continuación voy a dejar enlaces directos a artículos que me han llamado la atención y que pienso que es mejor leerlos en su propia página-contexto, con lo que además evitamos la colisión con los derechos de autor. Mejor que hacer un artículo que sería un plagio, es enlazar con lo que otros ya dicen.

http://bondage.kshara.com/

Con mordazas

Con mordazas (2)

Con mordazas (3)